LORENAPANEA Viajes: Parte III - Alicante + Islantilla


Bueno, como pasa con todo lo que se hace en cantidad, siempre hay elementos que aportan menos y no están a la altura de lo demás. En mi odisea, ese elemento fue Alicante, aunque no por ninguna razón especial sino porque es una ciudad grande, masificada y obviamente nada que ver con los lugares paradisíacos que había visto en el Delta del Ebro y Denia, durante mi primera semana de vacaciones.

La verdad que no encontré muchos sitios qué visitar en la ciudad, más allá del Castillo de Santa Bárbara (que sí vale la pena, también para entender la defensa contra la piratería tal y como os contaba en mi anterior post sobre Denia), el Barrio de Santa Cruz o el Paseo Marítimo de Alicante con la correspondiente marina.





Pero todo hay que conocerlo y Alicante era una ciudad que tenía pendiente conocer. No me mal interpretéis! Tampoco es un destino a evitar y desde luego me sirvió de bálsamo para descansar del deporte y sol hasta la fecha, mientras miraba tiendas y entendía un poco más la Moda en la región, que sí es interesante.

Claramente la riqueza de los trajes falleros influencia la indumentaria y estilo local.
Hay varias tiendas y diseñadores de vestidos de fiesta y novia, uno de ellos con realmente mucha calidad y diseño...

Diseño Novia Rubén Hernández Costura

Hay tradición de vestir bien en la capital alicantina y allí destaca principalmente Rubén Hernández, un diseñador de vestidos de novia y fiesta con su atelier localmente y que, en su currículo, cuenta con el galardón de Mejor Jóven Diseñador en 2007 (los mismos premios en que yo misma he participado este 2016), otorgado por la Asociación Nacional de Nuevos y Jóvenes Diseñadores (la misma que me seleccionó a mí como la Mejor Jóven Diseñadora de Extremadura en 2013).

www.rubenhernandezcostura.com

Los diseños de Ruben Hernández son ya habituales en las alfombras rojas nacionales e internacionales, habiendo recientemente vestido a celebrities como Paris Hilton en Ibiza, Adriana Ugarte para Cosmopolitan o Cristina Castaño, entre otras. Es un diseñador por quién siento admiración e incluso alguna similitud, no solo por sus premios sino también porque cuando abrió su atelier en Alicante tenía tan solo 20 años, realizando todos sus diseños de novia y fiesta en su atelier, de forma artesanal y respetando cánones de alta costura... Esto me suena.



Con esto me despedí de Alicante y pegué un salto (vaya salto...) hasta Islantilla. No me paré en otras localizaciones porque ya visité la mayor parte de las provincias de Andalucía en los años anteriores. Me queda por conocer Almería, pero por falta de tiempo lo aparté de momento y lo dejo pendiente hasta otro momento.

Islantilla fue para mí las vacaciones de las vacaciones. Después de 9 días ajetreados por la costa Mediterránea, había que descansar... Me fui 2 días al chalet que tienen mis tíos en Islantilla y no hice absolutamente nada, más allá de tumbarme en la piscina, leer y dormir.


Y sin más historia! Fue el descanso necesario para la segunda etapa de mis vacaciones: Portugal!

De la costa onubense me fui al país vecino, que tan de moda está, para visitar Lisboa y Oporto, los temas de mis próximos posts! ;D
LORENAPANEA

No hay comentarios:

Publicar un comentario