LORENAPANEA Viajes: Parte I - Delta del Ebro

Delta del Ebro, con vestido playero diseñado por mí :)

2016 es uno de los años más importantes de mi vida. Después de haber empezado mi marca hace 3 años, haber abierto mi primera tienda en mi tierra natal hace 2 años, finalmente he alcanzado uno de mis deseos más profundos: volver a Barcelona, donde ya había vivido y estudiado durante 5 años, esta vez para montar mi atelier y segunda tienda propia LORENAPANEA.

La oportunidad fue inesperada, rápida y estresante. A principios de año he tenido que irme corriendo para Cataluña para montar una tienda más, sin cesar la confección de mis colecciones, a la vez que estaba reformando y gestionando mi primera tienda...


Por todo ello, no podía desperdiciar la tregua que nos da el Verano. Tenía poco más de 2 semanas de descanso y, como cualquier emprendedora, la prioridad es invertir y reinvertir así que tenía un presupuesto limitado para las vacaciones, lo que me planteaba un dilema de 2 opciones:

1 - irme 4-5 días a algún destino de moda, inflacionado, lleno de gente y que provoca más bien estrés en vez de descanso... quedándome aburrida en casa el resto de mis vacaciones; o

2 - quedarme en destinos más cerca, pero a cambio de conocer nuevos sitios, lugares paradisíacos sin apenas gente y viajar TODOS los días que tenía libres.

Me he decantado por la segunda opción, porque ya desde hace algunos años vengo haciendo este tipo de multiviajes, lo que me permite conocer muchos más lugares a fondo y viajar durante más tiempo en vez de ceñirme a un solo lugar... Al final, para crear Moda, hay que saber en qué mundo vivimos.

Ejemplos de algunos de mis viajes:
Niza, Francia (2016) 
Saint-Paul de Vence, Francia (2016)
Mónaco (2016)
Cannes (2016)
Valencia (2016)







Medina Alzahara, Córdoba (2015)
Mezquita de Córdoba (2015)
Alhambra, Granada (2015)













Paris, Francia (2014)
Edimburgo, Escocia (2013)
St. Andrews, Escocia (2013)
Stirling, Escocia - William Wallace (2013)


Londres, UK (2012)
Oxford, UK - durante mis estudios (2012)
Stonehenge, UK (2012)
etc, etc.. etc...

Así que para que estas vacaciones no fuesen una excepción, me he planteado entonces la siguiente ruta, saliendo de Barcelona en coche:

Delta del Ebro (4 días)
Denia (4 días)
Alicante (1 día)
Islantilla (2 días)
Lisboa (3 días)
Oporto (3 días)

6 destinos en 17 días. Un promedio de 3 días en cada lugar, por lo que he podido conocer bastante bien cada uno de ellos.
(me he saltado gran parte de Andalucía porque ya en los últimos años visité Granada, Córdoba y Málaga, aunque se aconseja ir haciendo más paradas en vez de pegarse el salto que me he pegado yo de Alicante hasta Huelva...)


Como tal, dedicaré un post a cada uno de los viajes de este Verano 2016, empezando con este post y contándoos más sobre la primera parte de mi odisea.



Comienzo por deciros qué es el Delta del Ebro: una maravilla natural alrededor de la desembocadura del río Ebro que sale desde Cantabria, cruza todo Aragón, hasta llegar al Mediterráneo a sur de Cataluña. Los sedimentos del río empezaron formando como una península totalmente plana y se sabe que en el siglo XII ya existían algunos kilómetros de tierra que los árabes empezaron utilizando para agricultura por su fertilidad.


La riqueza biológica del Delta es impresionante, con un 75% de su superficie ocupada mayoritariamente por arrozales, salinas u otras culturas y albergando a 360 especies de aves, más de la mitad de las especies existen en toda Europa.
Además la península tiene 320 km2 en que solo un 5% de su superficie es urbana y en que solo habitan alrededor de 50 mil personas.  Todo ello crea un entorno natural increíble y unas playas vírgenes y paradisíacas, por lo que es un lugar idóneo para una reencontrarse consigo misma, justo lo que yo buscaba...


Desde la Punta del Fangar (el faro que limita la peninsula más a Norte) a la Punta de la Banya (el faro que delimita el sur), una puede encontrar silencio absoluto, paz, belleza natural y caminadas interminables que tanto podrían ser en el desierto marroquí, en las playas del caribe o en el mar de Dune...





Para quedarme a dormir, he elegido un buen hotel con unos desayunos de reina y que no ha salido caro, en Deltebre - la población principal, aunque igual de enana y agradable que los demás pueblos cercanos. De todas formas sé que también hay mucha oferta de casas en alquiler para vacaciones, lo que permite estar en la zona a mejores precios que en otros destinos abarrotados.


Sin duda, es uno de los lugares a no perder en España y una de las principales maravillas naturales del país, con riqueza medioambiental, gastronomía, belleza natural y una tranquilidad que ya va siendo escasa en las costas españolas.

Pero ojo! Si lo queréis visitar, no perdáis el tiempo... Gracias a la contaminación acumulada en el río Ebro, esta maravilla natural está desapareciendo poco a poco, hasta el punto en que el primer faro del Delta ya está totalmente sumergido y no se podrá volver a apreciar.
El consumo desenfrenado de los últimos 50 años está provocando daños irreparables en nuestro medioambiente - os recuerdo que la Moda actual, gracias al segmento "low cost", es la segunda industria más contaminante del planeta, solo por detrás del sector petrolero - y desafortunadamente los síntomas se reflejan en lo mejor que nos ofrece la Naturaleza.

Dicho esto, después de 4 días fantásticos e inspiradores en el Delta del Ebro, finalmente dejé el sur de Cataluña para irme a otro lugar que tampoco le tiene mucho que
envidiar, esta vez en la Comunidad Valenciana: Denia!

Pero eso es otra historia que ya os contaré en mi próximo post muy pronto ;)
LORENAPANEA

No hay comentarios:

Publicar un comentario