Viajes LORENAPANEA: La mayor riqueza de la Riviera francesa - Niza y sus pueblos, Èze, Saint-Jean-Cap-Ferrat y Saint Paul de Vence


Tal y como os comentaba en mis últimos posts, la mayor riqueza de la Costa Azul de Francia no está ni en el glamuroso Festival de Cannes, ni en el hiper lujoso Mónaco. No fue la fama, ni el dinero, ni siquiera la playa que llevaron a grandes artistas impresionistas, como Miró, Picasso o Matisse a enamorarse de la Riviera francesa, seleccionarla como el lugar para vivir parte de sus vida y retratarla en varias de sus obras de Arte.

Después del bullicio de los 2 primeros días de mi viaje, finalmente dediqué los últimos 2 días a visitar la preciosa Niza (o Nice en francés) y sus pueblos de alrededor, Èze, Saint-Jean-Cap-Ferrat y Saint Paul de Vence.



En la región de los Alpes Marítimos y a tan solo 30 kms de Italia, Niza es la capital de un romántico paraíso en plena Europa. Como tal, es una ciudad que además de tener servicios, oportunidades y actividades, es también una localización maravillosa.



Casa de Matisse

Un bello paseo marítimo, limpias playas y una preciosa perspectiva del Mediterráneo. Las pintorescas callejuelas y bonitas tiendas, confieren a Niza un estilo sofisticado, basado en una decoración fresca, tanto por los detalles en azul, blanco y madera decapada, como las fachadas en tonos claros y con toque marinero.
Se conserva el glamour de los locos años 20 y aquí veraneaban las grandes estrellas de la época, como Grace Kelly, Audrey Hepburn o Brigitte Bardot. De hecho esta región era una de las principales influencias de las propuestas de la mismísima Coco Chanel.







En esta ciudad me quedé esos últimos días, usándola como "hub" para visitar sus alrededores que nada le tienen que envidiar...

Èze 
(vestido Melanie Safka V, colección 2016 LORENAPANEA - www.lorenapanea.com; bolso Frida Kahlo de Fragonard)

Desde Niza me acerqué a Èze, un pueblo en la frontera con Mónaco y con una estética de cuento característica del siglo XIII, aunque fue fundado por los griegos 2000 años A.C. Èze tiene una magia provenzal que enamoró por ejemplo a Walt Disney (el famoso castillo de Disney se inspiró en este pueblo),  al filósofo Nietzsche (donde escribió páginas de sus libros), Lenny Kravitz, Angelina Jolie, entre otros...




Además, la famosa perfumería francesa Fragonard es originaria de Èze. Su fábrica original está justo en la parte de abajo de la villa fortificada, se puede visitar gratis y ver como se transforma la preciosa lavanda provenzal y como se crean sus exclusivos perfumes y aromas naturales. Yo misma no me pude resistir y me compré un bolso de comercio justo con un estampado de Frida Kahlo y detalles bordados. No lo puedo evitar, me encantan los colores y las mezclas.



Me enamoré de este fantástico pueblo medieval y lo único que os puedo decir es que no tengo palabras para describirlo...




Saint-Jean-Cap-Ferrat

Antes de volver a Niza, aun me quedaban algunas horas por la tarde por lo que bajando Èze por la costa mediterránea se podía acceder a una intrigante península que se veía al lejos y que también emanaba encanto. No sabía lo que era.
Al llegar vimos que era Sain-Jean-Cap-Ferrat, una tranquila colonia turística constantemente elegida para vacaciones por la aristocracia europea y algunos multimilionarios internacionales... Se notaba por los coches que había, por la limpieza de las playas y por la educación de la gente.





De hecho, en 2012, Saint-Jean-Cap-Ferrat fue considerada la segunda localización más cara del mundo, solo por detrás de Mónaco, a nivel inmobiliario. Pero, al contrario del principado, he de reconocer que Cap-Ferrat tiene otro encanto y clase....



Saint Paul de Vence 
(vestido Janis Joplin, colección 2016 LORENAPANEA - www.lorenapanea.com)

Como si no tuviera suficiente con Èze y Cap-Ferrat, en mi último día fui a Saint Paul de Vence...
Para deciros que es Saint Paul de Vence, empiezo por enumerar las personalidades que vivieron allí: Picasso, Miró, Matisse, Modigliani, Renoir, Braque, Chagall, entre otros... Esta población no es como el típico pueblo costero de los Alpes Marítimos, sino que se adentra más en lo que es la Provenza y se sitúa arriba en un agradable monte entre montañas.


El encanto se percibe pronto mientras nos vamos acercando, pero su magia solo se entiende del todo tras cruzar su gran puerta de piedra... Casitas de cuento cubiertas por la naturaleza, rincones mágicos pensados para descansar y relejarse...


Pero lo que más impresiona de Sant Paul es que sus calles están repletas de galerías de arte. Predomina ante todo las obras de arte moderno. Os lo juro que estas galerías que inundan el pueblo no tienen nada que envidiar a la feria de arte moderno de Madrid ARCO. Entré en varias de ellas, empujada por la curiosidad. Eso sí, tienen tanto de fantásticas como caras, ya que muy pocas personas pueden permitirse adquirir alguna de estas maravillas porque los precios no son para el común de los mortales.



Son galerias con sedes en Nueva York, Londres, Paris y... Saint Paul de Vence... Es que el pueblo es probablemente una de las mejores escuelas artísticas del mundo! Y no es para menos, con el legado que dejaron pedazos de artistas como los que he nombrado antes.

Pero no solo Arte tiene Saint Paul, aunque con eso ya lo tendría todo. Sus callejuelas son laberintos llenos de flores entre murallas y unos paisajes provenzales alrededor nos hacen olvidar que el resto del mundo existe. Simplemente me encantaría quedarme allí, diseñando y creando el resto de mi vida.




A la salida del pueblo, está un hotel con una historia que a cualquier hotel del mundo le gustaría tener: aquí se alojó la mayoría de los artistas que pasaron por aquí. Justo ese día ofrecían una fiesta privada para asistentes del Festival de Cannes, pero aquí ya no he podido colarme :)


Terminar así fue la guinda de uno de mis viajes preferidos de siempre. La Costa Azul, o la Riviera francesa (como prefiráis llamarle) es sin duda alguna uno de los mejores lugares del mundo para vivir y visitar. Quiero volver allí y, quién sabe, tener algún punto de venta LORENAPANEA en la región... Nunca se sabe, nunca se sabe...
LORENAPANEA

No hay comentarios:

Publicar un comentario