Dilemas de una Emprendedora

 Cuando empezó la moda del emprenderismo, se vendía la idea como la gran salvación de España, la libertad de uno trabajar para sí mismo, el potencial de ganarse la vida, etc… Nada más lejos de la verdad.
El emprenderismo es una forma de vida muy dura, en la que hay que abdicar de muchas cosas en la vida, en la que es muy fácil perder dinero y muy difícil ganarlo. Es cierto que el número de empresas de reciente creación aumentó durante la crisis, pero la disolución de empresas también aumentó y en España llevamos 6 años en que el número de empresas va bajando constantemente… De hecho, el 70% de las empresas creadas en España no sobreviven siquiera 3 años y el 90% no llega a los 5 años (y aquí no se están contabilizando los autónomos, por lo que este número podría ser aún más drástico). Obviamente, la mayoría de las empresas que desaparecen son los pequeños negocios.


Cualquier emprendedor (de los de verdad, no estoy aquí hablando de fantasmas o carroñeros que simplemente buscan dinero o glamour) sabe que en algún momento tendrá que enfrentar su primera decisión difícil y yo acabo de pasar por ese momento.

Así empezó todo...primera vez que vendía mi primera colección en un mercado de diseño en Malasaña, Madrid
Como sabéis, abrí mi primera tienda en Mérida hace un par de años y ahora finalmente he cumplido un sueño: volver a Barcelona y abrir mi tienda en la ciudad condal como ya os anuncié a través de las redes sociales.


Haber abierto la primera tienda en mi ciudad natal, un medio pequeño y muy complicado, como es Mérida en particular y Extremadura en general, me enseñó lo que nunca hubiera aprendido si hubiera empezado en una gran ciudad. Esto fue clave en mi progresión y en la definición de lo que será el modelo de negocio que implementaré en las próximas tiendas que abra. Sin embargo es el momento de llevar mi moda a los grandes medios y por diferentes situaciones esa oportunidad me ha llegado en Barcelona, al otro lado de España…


Habéis sido varias las que me habéis pedido que no me olvidara de las clientas extremeñas, pero es cierto que con la nueva tienda tendré que pasar la mayor parte de mi tiempo en Barcelona y consecuentemente menos tiempo en Mérida.
Tienda LORENAPANEA Barcelona
Barcelona es otra realidad: en mi primera semana con la nueva tienda, en donde todavía pocos me conocen, facturé casi el doble de lo que facturé en mis primeras dos semanas con la tienda emeritense, en la ciudad en donde nací... Además de que mis vestidos de novia encajan mucho más en una gran ciudad, ya he tenido varias personas probando mis colecciones y ya he tenido mis primeras 2 clientas LORENAPANEA novias en los primeros 3 días... Lo que hace con que mi enfoque deba centrarse en mi nueva ciudad.  
Todo esto me ha generado dudas sobre la viabilidad de la tienda emeritense cuando yo no esté.

La mayor parte de las que venís, siempre me buscáis a mí, muchas veces queréis confección a medida y además el diseño para las clientas de Barcelona es diferente de lo que buscan las clientas de Mérida – en el ciclo de formación de las tendencias, la Moda en Cataluña está en promedio 2-3 años por delante de la Moda en Extremadura (y no lo digo con un sentido peyorativo sino que es resultado de diferentes situaciones sociales y como tal ambos negocios necesitan estrategias distintas).
También es verdad que durante estos 2 años LORENAPANEA Mérida ha sido rentable, en 2015 he duplicado la facturación de 2014, aunque los números son irregulares por el clima económico general y como tal contratar a alguien a tiempo fijo es todavía muy arriesgado y me desvía recursos que puedo invertir en otras formas de expansión, como ferias internacionales.
Todos estos factores me crearon un dilema: (i) centrarme única y exclusivamente en Barcelona y como tal cerrar la tienda de Mérida (opción menos difícil y menos arriesgada) o (ii) mantener también la tienda de Mérida mientras que vaya desarrollando mi negocio en Barcelona (opción más difícil y más arriesgada).
Fue entonces que me di cuenta de una cosa: el emprenderismo es tomar riesgos bajo una gran incertidumbre y superar las dificultades con mucho esfuerzo, mientras se está haciendo lo que a uno le gusta.
Diseño Original LORENAPANEA
A lo tonto, LORENAPANEA ya es una pequeña cadena de 2 tiendas, que vende vestidos totalmente diseñados por mí, totalmente confeccionados en España, que llegan a un público amplio y que hasta día de hoy ya han vestido a más de 2000 mujeres (ya he perdido la cuenta), no solo nacionales sino también internacionales.

Diseño Original LORENAPANEA
Mi huella en la Moda española va siendo una realidad y desde luego ya puedo decir que he creado una Moda vanguardista para las extremeñas, a precios accesibles y con un punto de originalidad.
Por todo esto, estoy dispuesta a seguir luchando por una Moda moderna en Extremadura. No puedo simplemente abandonar a mis fieles clientas extremeñas que han confiado en mí desde un primer momento para todos sus eventos importantes y a cada año repiten un diseño LORENAPANEA.


Diseño original LORENAPANEA


Diseño original LORENAPANEA

Diseño original LORENAPANEA

Diseños originales LORENAPANEA (damas de honor)

Diseño original LORENAPANEA


Diseño original LORENAPANEA (novia)


Diseños originales LORENAPANEA

Como tal, voy a mantener mi tienda de Mérida hasta que vosotras lo queráis. Iré una semana al mes por allí, así que mis clientas podrán programar cita conmigo en esos días, mientras que el resto del tiempo estaré en Barcelona, quedándose en Mérida otra persona para ayudaros en lo que necesitáis.


Además, no solo mantengo la tienda de Mérida sino que también la he renovado completamente, con la ayuda de Paco Varas, que me guió en la decoración y organización del espacio, para tener el ambiente de diseño de acuerdo con los vestidos que creo y así recibir de forma agradable a mis clientas de novia.

Es complicado vender vestidos de 150 euros en la región más pobre de España en la que la gente valora más tener el armario lleno de ropa barata, o comprar fuera de la región, que no tener una cuidada selección de prendas éticas, de comercio justo y fomentar el desarrollo local. Pero no hay otra tienda ni en Mérida, ni en Extremadura, en que las clientas se puedan hacer un vestido a su gusto, por el mismo precio del vestido ya confeccionado y de forma mucho más económica que una confección a medida - una manera de producción que además de ser nacional, también respeta el ambiente al no haber exceso de producción y es incluso una forma de low cost - y las extremeñas se lo merecen, así que por ese objetivo seguiré luchando. 

 Ah, y por cierto, acabo de cumplir 3 años con mi marca por lo que esa maldita barrera, que enfrentan el 70% de las empresas recientes, ya la tengo superada ;)
LORENAPANEA

6 comentarios:

  1. Lo primero, enhorabuena por el trabajo! Mientras leía el post, me han venido mil y un recuerdos a la cabeza... Soy diseñadora también, desde hace un par de años trabajando en un proyecto de moda sostenible, e incapaz de dar el salto al inestable mundo del emprendimiento por falta de liquidez... Soy vasca y después de vivir la gran parte de mi vida en Euskal Herria, después en Madrid, Inglaterra y Sevilla, actualmente vivo en un pueblo extremeño de mil habitantes... Sólo agradecerte que sigas apostando por Extremadura, se lo merece aunque se que no es fácil, pero no podemos abandonarla :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Itsaso del Rey! Es mi tierra y como diseñadora me toca seguir luchando para cambiar mentalidades a través de la Moda. Además, hay mucha gente que confía en mí y que constantemente me apoyan (tal y como acabas de hacerlo), así que no puedo simplemente centrarme en mi nueva ciudad. Por cierto, si te dedicas a Moda Sostenible, deberíamos hablar. Me voy a juntar ahora a la Asociación de Moda Sostenible de Barcelona y es un concepto que me parece clave seguir esparciendo por toda Extremadura. Escríbeme al Facebook o Instagram y me cuentas un poco más que estás haciendo o qué quieres hacer. un beso

      Eliminar
  2. No te puedes imaginar cuanto te entiendo. Yo también estudié diseño, pero de interiores, en Barcelona y me volví hace dos años a Mérida. Y el cambio es, cuanto menos, brusco.

    La economía catalana y la extremeña van a dos ritmos completamente distintos. Y eso hace que el tipo de cliente sea totalmente diferentes.
    Por no hablar de las tendencias, que aquí llegan con años de retraso y eso hace que nos toque elegir entre vender aquí o ganarse un puesto en el panorama nacional.

    Pero bueno, por suerte la cosa va cambiando. Cada vez son más los extremeños que salen de Extremadura e, incluso, del país y vuelven con otra mentalidad y otra cultura de diseño. Y cada vez somos más los diseñadores que luchamos por cambiar las cosas en nuestra tierra.
    Así es que espero que no sólo no tengas que cerrar, sino que tengas que abrir otra tienda en Extremadura dentro de no mucho. Eso significaría que la cosa está cambiando de verdad. Y al diseño extremeño le va muy bien tener a alguien como tu entre nuestras filas.

    Mientras tanto, en cuanto vaya a Barcelona me pasaré a ver tu nueva tienda, que tiene muy buena pinta y muy buena situación. Y además, espero verte otro año más en el Resonance 2016.
    Mucha suerte y a seguir apostando por Extremadura :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, muchísimas gracias por tus palabras! Como he dicho en mi anterior post sobre la Moda Extremeña: el Diseño y la Moda pueden cambiar el mundo, porque pueden cambiar a la gente. Veo como poco a poco voy cambiando mentalidades en mi entorno (tal como seguramente tu también lo verás con tu diseño de interiores) y eso ya es una recompensa que vale más que dinero.
      Aquí te espero en Barcelona y si tardas mucho en venir, pues a ver si quedamos en Mérida cuando vaya yo allí (que será ahora en las próximas semanas) ;)

      Eliminar
  3. Suerte Lorena, no olvides nunca tu nacencia .
    Extremadura necesita a gente joven para cambiar y quitar el lastre de furgón de cola.
    Vosotros teneis la suerte de poder realizar vuestros sueños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Aniceta! Solo ahora he visto tu comentario... Cómo estás? Hace mucho que no nos vemos. A ver si hablamos pronto. Un saludo y gracias por tus palabras.

      Eliminar