Manifiesto a todas las bloggers del low cost



No sé si habéis leído los libros (o visto las pelis) de los Juegos del Hambre pero a veces me da la sensación de que somos como los habitantes del Capitolio y mantenemos un estilo de vida gracias a la explotación de los distritos pobres, que están justo al lado.



Las estimaciones tanto de la Organización Mundial de Trabajo como del grupo Walk Free (una ONG australiana dedicada a la defensa de los derechos humanos en el mundo) apuntan a que entre 20 y 30 millones de personas son actualmente obligadas a la esclavitud en el mundo, ¡la cifra más elevada desde que hay registro! – ya sea por explotación sexual, tráfico de humanos, servidumbre en narcotráfico, uso de niños en conflictos o trabajos forzados en la producción de ropa (no me voy a enrollar demasiado en la cantidad de informes oficiales y noticias creíbles que lo confirman, si hay dudas just Google it…).



Aunque la conciencia por los derechos humanos en el sector textil esté creciendo y mucha gente ya prefiera comprar prendas producidas de forma sostenible, entiendo que la lejanía del problema nos hace sentir poco responsables por ello y al final cuando vemos una camiseta a 3 euros, asumimos que no es nuestro problema saber cómo, quién y dónde ha sido hecha esa camiseta.



Sin embargo, la esclavitud en la producción de ropa está también en España (u otros países europeos, como Italia) y lo cuenta El País hace apenas unos días en esta noticia:



A pesar de que las marcas low cost afirman desconocer estos hechos, y les doy el beneficio de la duda, a mí como diseñadora y empresaria de Moda me sorprende porque lo de esta noticia es un secreto a voces, no solo para los que trabajamos en la industria textil sino para todos los que estamos mínimamente informados (simplemente recordad cómo se ganaba la vida el personaje de Javier Bardem en la premiada película Biutiful).


El concepto de low cost en la Moda no es el mismo que el low cost en la aviación o en las telecomunicaciones, en donde los precios bajos y los ahorros de las compañías vienen por la eficiencia en el proceso de los servicios (mejores aviones, menos servicios añadidos, uso de internet en vez de infraestructuras, etc.). Sin querer extenderme demasiado en temas técnicos y económicos, os explico de forma rápida cómo es en lo textil: la producción de una prenda es un trabajo de mano de obra intensiva, en que el uso de máquinas o producción en escala solo permiten reducir su coste de forma limitada, estando el coste final de la prenda mayoritariamente condicionado por el coste de la tela y las horas que las costureras tienen que aplicar para confeccionar la prenda (al contrario de lo que mucha gente piensa, las prendas no salen automáticamente confeccionadas de una máquina todavía). Como tal, si se fabrica en España, es imposible que una camiseta cueste 3 euros o un vestido cueste 10 euros, a menos que hayan costureras capaces de confeccionar dichas prendas en menos de 10 minutos (lo que estaría ahora en el Guiness Book y ya olvidando el tiempo de diseño, corte, patronaje y coste de la tela) o se está explotando a gente con trabajo forzoso y pagando menos que lo que estipula el sueldo mínimo en el país (lo que lo hace ilegal, es esclavitud y es lo que está ocurriendo en España e Italia con la ropa low cost).


Pero no solo las grandes cadenas low cost lo están fomentando. También lo están fomentando las pequeñas boutiques barateras de barrio que compran la ropa en las naves chinas de Fuenlabrada o las tiendas que venden lo mismo que la web de Aliexpress - mucha de esta ropa ya con etiquetas de Made in Spain o Made in Italy y producida en las condiciones que explica El País.

Por todo esto suelo decir que la Moda está muy pasada de moda… Me gustaría que temas así se discutiesen por ejemplo en la Madrid Fashion Week, que además está patrocinada por Inditex, pero desafortunadamente es un evento solo enfocado en desfiles a la antigua, para una pequeña y conservadora elite desfasada de lo que es la Moda actual, que no vende nada y que no sabe tirar de la marca España.

Para ayudar a la fiesta, aunque pronto tengamos elecciones, es probable que España sea gobernada por algún paleto para quién el empleo o los atropellos a los derechos humanos no pasan de un problema invisible y la Moda una industria secundaria, por lo que la salvación de la Moda española nos toca a los diseñadores independientes y a las bloggers, a la hora de crear e influir un comportamiento responsable y sostenible por parte de los consumidores.

Vosotras, como bloggers, habéis conquistado a pulso vuestro relevante papel en el mundo de la Moda y tenéis un poder de influencia que incluso muchas de vosotras no lo comprendéis y que a muchos diseñadores de la vieja escuela les gustaría tener. Pero como con cualquier poder, debe aportar también responsabilidad.

Las bloggers sois a día de hoy cruciales para esparcir lo que debe de ser la vanguardia en la Moda. Es más, debéis ser vosotras quién decís a las marcas lo que estas deben hacer en vez de dejar que sean las marcas a deciros lo que debéis usar.


¿Cómo hacerlo? Hay una serie de pequeñas acciones que podéis poner en marcha:

1.Promocionar marcas que defiendan principios sostenibles y comercio justo;

2.En colaboraciones, preguntar o investigar de donde provienen las prendas que quieren que promocionéis y rechazar lo que tenga indicios de haber sido producido con mano de obra esclava;
Si alguna prenda es ridículamente barata (y además con una etiqueta de Made in Spain o Made in Italy), preguntar por qué está a ese precio;

3.Más que promover una marca low cost, podéis promover las rebajas de marcas sostenibles, cuando estas venden prendas a precios muy razonables (a veces incluso por debajo del precio de coste);

4.Inventaros como bloggers, marcad la diferencia y evitad ser un típico blog más del montón. Os daréis cuenta de que os haréis respetar y valorar mucho más por parte de vuestros seguidores y de las marcas que requieren vuestra colaboración y como tal podréis imponer vuestros principios.

No quiero con esto decir que a partir de ahora debéis promocionar ropa cara. PARA NADA. Me parece relevante que se sigan dedicando blogs a prendas de bajo coste, siempre y cuando estas sean producidas de forma respetuosa y sostenible.

La Croixé BCN

La forma de hacerlo es buscar marcas alternativas con precios razonables, lo que no creo que sea difícil para fashionistas como vosotras ;) Solo en España ya tenéis a varias marcas con producción nacional y con precios en ocasiones iguales o más bajos que los casuals de Zara, Stradivarius, Mango, El Corte Inglés, Desigual o los looks de fiesta de Pronovias o Rosa Clarà  - mirad por ejemplo marcas como Dolores Promesas, Mónica Cordera, La Croixé Bcn y como no LORENAPANEA… - pero que simplemente son menos conocidas porque no invierten tanto en publicidad ni en megatiendas.

O alternativamente, podéis buscar estilos alternativos, únicos e igual de económicos, como lo que hizo la blogger Sara Dorado (blog www.doradoymas.com) con su streetstyle vintage personal y que por ello es actualmente una de las bloggers más originales de España, sin dejar de proponer looks a muy buen precio.


Muchas de vosotras sois, como yo, millenials y el legado de nuestros padres es un mundo de tradiciones obsoletas e instituciones de las cuales no nos hemos de fiar, un mundo que nosotras no hemos creado y para el cual nuestros padres ya no están tallados. Pero somos nosotras, con algo tan inofensivo como nuestros diseños o blogs y sin reventar ninguna bomba, que podemos empezar cambiándolo para mejor. Porque por cada prenda no sostenible que dejemos de comprar habrá una persona menos siendo explotada, por lo menos en la Moda.

LORENAPANEA

3 comentarios:

  1. Yo hice un post sobre una marca de sudaderas que se dedica a denunciar precisamente eso, y tienen la mentalidad de hacerlas de forma ecológica y de forma manual. Claro las sudaderas cuestan más de 70euros y mis lectoras me mandaron un montón de emails quejándose de que eran muy caras, que preferían ver cosas más asequibles:( una pena pero a veces son las propias lectoras las que no cambian de mentalidad y a veces se piensa mucho es todo eso a la hora de usar una prenda en nuestros posts porque no queremos buscarnos enemigas...
    Soy de tu mentalidad, me encantaría usar ropa que no explotara a nadie. Me ha encantado el post cielo.
    Un beso enorme!!!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu comentario guapísima. Este tipo de mentalidades tan enraizadas solo se cambian a través de muchos años pero vosotras como personas influyentes que sois las que con vuestros ejemplos podéis ir cambiándolas. Nadie dijo que nadar a contracorriente fuera fácil ��

    ResponderEliminar
  3. He hecho post para boutiques que compran en chinos, por ingenuidad y novata ,ahora me arrepiento y lucharé por ser escrupulosa en la.elección de las marcas, aunque la verdad es dificil, mi economia no me da para comprar camisetas a 70 euros a dolores promesa ,el problema de la gente media es que con un sueldo que no llega ni a 900euros no puede permitirselo.te apoyo e intento mejorar y alejarme de estas marcas

    ResponderEliminar