Silvestre, Novias 2016




Cuando la revista estadounidense Ad Age en 1993 se refirió a los adolescentes de entonces, los definió como “diferentes” de las generaciones anteriores. Fueron apodados de más cívicos, ecológicamente conscientes y menos atados a tradiciones que sus padres.

Si estás a punto de casarte y naciste entre finales de los 80 y principios del milenio, probablemente perteneces a esta emergente generación millenial, y prefieres que la sencillez conviva con el detalle rehusando a disfrazarte con una falda armada o un incómodo y aplastante corset, en un día que será muy especial para ti pero tampoco el más importante de tu vida – tu boda.


Tienes una nueva forma de entender las bodas y fue pensando en mujeres como tú que he creado mi colección de novias 2016: Silvestre.




Silvestre es una colección que crea un universo romántico sin caer en la obviedad. Los vestidos son de cortes sencillos y limpios, complementados con elementos naturales que sustituyen la tradición de velos, inadecuados tocados o largas colas, creando así looks no solo naturales sino también modernos y chic.



Aunque cada vez más vayan aflorando looks de novia alternativos (como por ejemplo el estilo boho que usó Tatiana Santo Domingo en la boda con Andrea Casiraghi de Mónaco – ambos millenials también), Silvestre es una colección especial y única en el sentido en que introduce un estilo nunca antes usado en la Moda: el Rústico Minimalista.


Aunque el estilo Rústico Minimalista sea una tendencia ampliamente extendida en la arquitectura y decoración de interiores moderna, su aparición en la Moda es inexistente.

La expresión “Rústico Minimalista” fue por primera vez usada en 1962 para describir la capilla en la cual Marilyn Monroe fue sepultada, pero el término no fue recuperado hasta finales de los años ’90, y principios del siglo XXI cuando el concepto se popularizó en California para describir un método de decoración de interiores como un proceso orgánico que introduce elementos naturales y sentimentales como flores, maderas sosteniblemente cosechadas de los bosques, tonos ligeros o el arte “Kitsch” – elementos estrella en mi colección.


En cuanto a los precios de mi colección, os puedo asegurar que tienen precios mucho más justos y económicos que los pomposos trajes clásicos fabricados en serie, en China, y a la venta en las tiendas de siempre – porque más que un vestido, lo que ofrezco es un estilo, ya que yo misma también soy una millenial ;)


LORENAPANEA

2 comentarios:

  1. Me encanta. .enhorabuena de verdad. .si algún dia me caso ya se que va a ser con uno de tus trajes. Mucha suerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Isabel. Estoy encantada de que te guste. Dentro de poco ampliaré la colección con más modelos :)

      Eliminar