La diferencia entre la diseñadora y la modista


Al ofrecer el servicio de confección a medida me he dado cuenta de la confusión que estas dos figuras generan a la gente. Para quién no trabaje en el sector puede ser fácil confundirlo pero hay diferencias importantes entre ambas profesiones aunque las dos son necesarias y no deben coexistir una sin la otra.
Para aclararlo empiezo por preguntaros si entendéis la diferencia entre un arquitecto y un albañil o un ingeniero mecánico y un mecánico.

Tal y como en las profesiones anteriores, también en el diseño hace falta una persona (la diseñadora) que piense las prendas o una colección entera a nivel completo para encontrar el diseño, la impresión y la armonía deseados, a la vez que hace falta una persona (la modista) que ejecute ese trabajo.
Para entenderlo mejor, una prenda suele ser creada en los siguientes 5 pasos: diseño; elección de colores y telas; patronaje; corte; confección.


Lo más común es que la diseñadora se encargue de las primeras 3 etapas (diseño; elección de colores y materiales; patronaje), por sus estudios y conocimientos técnicos:
El diseño, la elección de colores y materiales deben tener en cuenta las tendencias y la inspiración que se han tomado, lo que implica una visión, estudio y acompañamiento no solo de la moda sino también social e histórico. El gran error de muchos diseñadores y modistas es atribuir poca importancia a esta primera fase, cuando en realidad es la más importante de todas porque equivocarse en el color o el estilo que buscan los clientes hará toda la diferencia entre vender o no vender su ropa.
El patronaje es como el plano de la prenda (en papel o una tela de prueba) que se hace antes de cortar la prenda en los materiales que se van a usar, para confirmar que la prenda ha sido bien diseñada y  construida. Este patronaje, debe ser construido de forma escalada y con una técnica que combina diseño, geometría y matemática – esta etapa es fundamental (y quizás la segunda etapa más importante después del diseño, elección de colores y materiales) en la creación de la prenda porque es la única forma de garantizar que la prenda sienta de forma perfecta en las medidas del cuerpo que hayamos considerado. Normalmente esta es la tarea que una modista no tiene conocimientos para realizar y terminan haciendo prendas con patrones de revistas previamente hechos, o con patrones hechos a “ojo” o simplemente no usando cualquier patrón.



A su vez, las últimas 2 etapas de la creación de una prenda (corte; confección) suelen corresponder a la modista ya que implican trabajo manual y la experiencia suele ser importante para la correcta ejecución de estos pasos:
El corte no implica muchos conocimientos previos y suele ser una tarea relativamente sencilla.
Ya la confección es tan importante como el patronaje porque exige una correcta combinación de técnica y práctica muy apurada para no estropear todo el proceso. Se pueden aprender las diferentes técnicas de costura pero solo la práctica y la experiencia pueden perfeccionarlas y hacer con que una prenda salga impoluta. He conocido muchos diseñadores que apenas saben coser, lo que es también un error porque hay que conocer las diferentes posibilidades a la hora de pensar la prenda.

Es verdad que he visto modistas haciendo vestidos muy buenos, sin usar cualquier técnica de patronaje escalado, tal como he visto diseñadores con mucha experiencia en confección y no envidiando nada a las mejores modistas.  También he visto modistas con 30 años de experiencia y que todavía cosen como el c*lo, así como he visto gente que va de diseñadora y diseñan unas buenas porquerías o no tienen cualquier concepto de patronaje…


Sí que es importante que cada una de ellas tenga conocimientos de todas las 5 etapas pero es igualmente importante que cada uno tenga su función y esté especializado en su parte de la cadena.
Ya como consejo para vosotras:
-         si lo que queremos es una prenda básica perfectamente confeccionada o simplemente una copia de alguna prenda ya hecha o usando algún patrón previamente realizado y sacado de una revista entonces acudid a la modista;
-         pero si de verdad queréis un diseño único, que no haya sido hecho antes, pensado para vuestro cuerpo, vuestra personalidad y gustos, es la diseñadora la profesional adecuada para realizar ese trabajo. Por todos los conocimientos y técnicas superiores que posee, será capaz de adaptar las tendencias más actuales a la clienta, así como realizar un patronaje perfecto de la prenda elegida, por lo que será muy difícil que quedemos decepcionados.   

1 comentario:

  1. En México,una buena modista también ejecuta el patronaje desde cero. Lo que tu describes como modista, acá se conoce como costurera. Saludos!

    ResponderEliminar