Tocados versus Timados


 Después de haber estado largos años fuera de Extremadura y volviendo recientemente para la apertura de mi atelier emeritense, me dí cuenta que la tradición de los tocados es mucho más fuerte aquí que en el resto de España.

 Se cree que la tendencia de los tocados despuntó por la zona del Mediterráneo en la Edad Antigua, ya que los egipcios usaban diferentes complementos  para distinguirse por clase social, mientras los romanos y los griegos usaban cintas, diademas o velos para adornar sus complejos peinados. A lo largo de los siglos, el uso que se dio a los tocados fue cambiando de significado, alcanzando la máxima extravagancia en el período del Rococó, introduciéndose las pamelas en el período del Realismo, o llegando al uso más diario ya durante el siglo XX.


Sea como sea, 3000 años después el tocado está todavía de moda en Extremadura y a pesar de ser una tendencia muy antigua no deja de tener su encanto y belleza, siempre y cuando quién la use tenga buen gusto, sepa acompañar la evolución que esta tendencia ha sufrido y se preocupe en llevar un tocado de calidad. El hecho de ser tan buscado por estas tierras ha provocado que mucha gente inexperta y sin formación sólida haya empezado “fabricando” tocados con sus pistolas de silicona, complementos comprados en tiendas chinas y siguiendo tutoriales del Youtube… para luego venderlos a precios exagerados – lo que yo llamo Timo - y provocando situaciones vergonzosas a las clientas, con plumas despegándose y piedras cayéndose en plena boda, bautizo o comunión…


Partiendo de esta base, me pareció esencial presentaros el trabajo de uno de los mejores Sombrereros a nivel nacional y que por casualidad es extremeño – se llama Luís Benítez, formado en una de las mejores escuelas de sombreros mundial, la Chambre Syndicale de la Couture Parisienne en Paris y este señor ha trabajado durante años nada más y nada menos que para Loewe o Victorio&Lucchino entre otros grandes, antes de dedicarse a Crear por su propia cuenta cosas fantásticas como esto:



Estamos hablando de técnicas químicas, textiles y manuales prácticamente solo usadas por las grandes casas de alta costura mundial.


Además, Luís usa materiales como oro o piedras preciosas y toma inspiración en por ejemplo la naturaleza muerta para crear auténticas maravillas.

Para crear un tocado hace falta algo más que la intención y una pistola de silicona. Es un arte muy antiguo para el cual es necesario formación y conocimientos; cualquier otra cosa sería desprestigiar esta profesión. Por lo tanto, antes de pagar precios desorbitantes por un armatoste que se supone que sea para llevar en la cabeza, informaros bien de a quién compráis, mirad bien los acabados y exigid siempre calidad. Os váis a sorprender con la cantidad de porquería que por ahí se vende.

Por todo esto, en LORENAPANEA hemos decidido trabajar con este gran profesional y de hecho ya estamos terminando nuestro primer vestido con una de estas aplicaciones:

Queremos que el público de Extremadura pueda adquirir estas preciosidades y a su precio justo sin tener que renunciar al buen gusto, por lo que muy pronto lo podréis conseguir en la tienda de LORENAPANEA en Mérida. Una oportunidad única para llevar un pedacito de Alta Costura…


2 comentarios: