París y el estampado floral de la primavera 2014


Hace una semana os prometí un blog irreverente, rompedor y a la vez muy profesional.
Después de haber repasado un poco los principales blogs de Extremadura, encontré chicas con gusto, calidad y conocimiento sobre moda, pero por otro lado encontré otras tantas blogueras que no pasan del típico ego-blog, con gusto anticuado (o falta de ello), que nunca han estado mínimamente cerca de lo que es esta industria y no hacen más que sacar prendas de mala calidad y looks de cadenas de confección en masa, que mucho daño han hecho a nuestra región.

Entonces, ya que estamos para presumir y como excepción a lo que quiero hacer con mi blog, me ha parecido muy divertido sacar un post de este rollo y presumir de mi último viaje a Paris (en Francia y no en el pueblo de al lado), para sacar uno de mis vestidos para esta Primavera de 2014. (Y no, yo no tengo un 2.55 para combinar con esta prenda…)

Me refiero a un vestido de estampado floral con detalles de encaje negro, que nos puede servir tanto para el día a día como para cualquier cita especial. El tejido, al ser punto de algodón, tiene mucha caída y se adapta perfectamente al cuerpo.

Ya desde el siglo XVII, las flores han ocupado un papel protagonista a través de bordados, tomando como referentes la naturaleza, el lejano Oriente y los dibujos botánicos. Son una constante fuente de inspiración para miles de marcas y diseñadores que,  cada primavera, no dudan en lanzar nuevas versiones para refrescar el mercado.




Además de todo lo dicho, he decidido destacar esta tendencia por una razón mucho más importante. Las flores, en todas sus formas y colores son uno de los emblemas de la mujer. Siguen representando la dulzura, el amor y la sensualidad femenina en medio de un mundo con aún un largo camino por recorrer en la lucha contra numerosas desigualdades e injusticias hacia nosotras. Sólo en la última década murieron en España más de 700 mujeres por violencia de género, con Extremadura por encima del promedio nacional. Esto es sin duda un problema que no puede dejar indiferente a nadie.

Es por ello y por otras muchas razones que animo a las mujeres a presumir de su fuerza femenina luciendo flores como estas, ya sea en sus prendas, como complementos o adornando su pelo. Porque somos el sexo fuerte, porque lo valemos y porque los motivos florales a lo largo de los siglos nos han vestido y hecho sentir orgullosas de ser mujeres.



No hay comentarios:

Publicar un comentario